El mobiliario de la Casa Milà: una microarquitectura de Antoni Gaudí

Fondevila Guinart, Mariàngels

Doctora por la Universitat de Barcelona. Conservadora de arte moderno y contemporáneo.
Museu Nacional d’Art de Catalunya. Barcelona, España.

Mariangels.fondevila@museunacional.cat

Ribó Arnau, Carles

Conservador-restaurador de bienes culturales y supervisor de instalaciones radiactivas (radiografía industrial y de patrimonio). Licenciado en Bellas Artes por la Universitat de Barcelona y técnico superior en Modelismo por la Escola Professional Superior d’Art i Restauració. Barcelona, España.

cgribo@outlook.com

Etiquetas/Tags: Relación mueble – espacio, Arquitecto, Autoría, Materialidad, Siglo XX 1ª mitad

Abstract: Recently, the MNAC-Museu Nacional d’Art de Catalunya (Barcelona) has received an outstanding furniture set by Antoni Gaudí from the main floor of casa Milà (popularly known as La Pedrera) on deposit as a loan by the Junta Constructora del Temple Expiatori de la Sagrada Família foundation.This set has enriched the Gaudí and Modernisme collections with a new typology of architectural interior design. The MNAC team is currently facing the challenge of presenting it in the most appropriate way. One of the first findings is that the set may not be complete. So, we are considering its possible functions and its constructive techniques as well as trying to answer a series of questions regarding the specific place it occupied, the participating authors and considering which other Gaudí furniture might have actually been at Casa Milà.

La planta noble de la Casa Milà (sede de la sala de exposiciones de la Fundación Catalunya-La Pedrera) fue residencia del matrimonio Pere Milà y Rosario Segimon, y dio mucho que hablar provocando admiración y, a veces, el rechazo de los barceloneses. Antoni Gaudí fue el genial arquitecto que, entre 1906 y 1912, llevo a cabo esta fantasía habitable, en la que prescindió de la matriz barroca de sus creaciones iniciales como la Casa Calvet. A diferencia de otras edificaciones suyas, como por ejemplo el Palau Güell (una especie de collage y en donde incorporó elementos decorativos del Palau Fonollar), la Casa Milà era una de aquellas casas concebidas como un organismo vivo, en las que existe una dependencia muy estrecha e íntima entre la fachada y su interior. Gaudí curvó las superficies de los muros, las barandas de los balcones, de las paredes, de los techos, finiquitando el plano y la recta. Buen ejemplo de ello son los biombos que actuaban de separación de espacios de dicha planta noble y el mobiliario del vestíbulo o corredor de armarios.

Como dio a conocer el especialista gaudiniano y director de la Càtedra Gaudí, Joan Basegoda i Nonell, unos meses después de la muerte de Gaudí (acaecida en 1926), Rosario Segimon, poco proclive al arquitecto, se deshizo de buena parte de la decoración del principal: arrancó el parquet, desmontó columnas, altillos, se deshizo de los cielos rasos de la sala de fiestas del hall y vestíbulo y sustituyó la decoración gaudiniana por una intervención más acorde a su gusto, que llevó a cabo el decorador y empresario cinematográfico Modest Castañé.
El encargado del derribo fue Josep Bayó, de quien se conserva su archivo en la Càtedra Gaudí. A pesar de esta salvajada en términos patrimoniales pero comprensible en términos de gusto, se conservaron los mencionados muebles de la planta noble que forraban las paredes con varios armarios empotrados, puertas y tres bancos. Años más tarde este singular conjunto de mobiliario se instaló en la Casa-Museu Gaudí del Park Güell, que dirigía con entusiasmo el historiador Josep María Garrut.

Muy recientemente, ha ingresado en el Museu Nacional d’Art de Catalunya gracias al depósito de la Fundación Junta Constructora de la Sagrada Família. Los técnicos que formamos parte de la institución nos enfrentamos, de manera coral, al reto de presentarlo de nuevo de la manera más honesta y acorde a su naturaleza. Lo primero que observamos es que el conjunto no ha llegado completo, pues algunos elementos se han localizado en los fondos del Museu del Disseny de Barcelona a raíz de un reciente depósito de la Càtedra Gaudí.

Nuestra propuesta es analizar y estudiar, con lupa, este conjunto nada convencional e intentar dar respuesta a una serie de preguntas concernientes al lugar que ocupaba, los usos, su técnica constructiva, los autores participantes, sus conexiones y, si el tiempo nos lo permite, indagar qué otros muebles de Gaudí formaban parte de la planta noble de la Casa Milá.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

PREGúNTANOS!

Si desea obtener más información sobre el III Congreso Iberoamericano de Historia del Mueble 2020-2021, no dude a ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.