Escenario multicultural: eclecticismo del mueble en La Habana del siglo XIX a partir de referentes conservados en museos de la ciudad

Carrillo Álvarez, Indira

Especialista principal del Museo de Arte Colonial y miembro de ICOM-Cuba.
Registro e investigación de colecciones y curaduría de exposiciones. La Habana, Cuba.

carrilloindira1989@gmail.com

Etiquetas/Tags: Estilos artísticos, América, Mueble doméstico, Catalogación, Relaciones geográficas

Abstract: Cuban free trade with foreign markets was proclaimed by Royal Decree in 1818. Havana, the capital of the island since 1589, outstands in this commercial exchange. The main goal of this document is to show that the resulted multicultural context influenced in the variety of cultural traits expressed in the furniture imported or developed in Havana in the 19 th century. Evidence of this can be found in various city museums furniture collections, such as the Colonial Art Museum, the Museum Casa de la Obra Pía, the Museum of the City, the Municipal Museum of Guanabacoa, and the Napoleonic Museum. Indicators like style, materials and techniques, as well as the archive information retrieved, allowed us either to determine the geographic origin of certain pieces of furniture, or to elucidate the cultural imprints of a nation in others.

En correspondencia con la temática “conexiones geográficas”, la comunicación propuesta tiene por objetivo principal demostrar la pluralidad de procedencias e improntas culturales que se expresaron en el mobiliario en La Habana del siglo XIX. Una introducción sobre las tendencias y exponentes precedentes, ejemplificados con piezas conservadas en museos de La Habana, sirve como preámbulo para arribar al análisis de muebles en el siglo XIX. Igualmente, el comentario pertinente sobre sucesos internacionales y nacionales que condicionaron la inserción y desarrollo de determinado mobiliario en Cuba, y particularmente en La Habana, procura argumentar el escenario multicultural que propició la diversidad del moblaje en el período. Al tiempo, se valora el apoyo teórico de documentos estadísticos y anuncios promocionales asociados al mobiliario en la época.

Se señala La Habana y el siglo XIX como marco geográfico y temporal, respectivamente, pues fue 1818 la fecha que representó el momento cumbre de las franquicias comerciales que desde el siglo precedente se fueron concediendo a la colonia. En ese año fue promulgado el libre comercio a Cuba con los mercados de otros países por Real Decreto de
Fernando VII. De modo que es durante el siglo XIX cuando se aprecia un intercambio más fluido de productos procedentes de diversos países a través de distintos puertos, entre los que destaca el puerto de La Habana, declarada oficialmente capital de la colonia desde 1589.

Así, la impronta cultural española, inglesa, francesa y norteamericana se visibilizó en La Habana y en el mobiliario de sus moradas; a la vez que se incluyeron aportaciones criollas al mueble en el contexto insular. Se importaron modelos que fueron imitados o modificados, se fusionaron elementos estilísticos y se adaptaron o reinterpretaron motivos decorativos. La aproximación se realiza entonces desde el estudio de piezas presentes en importantes museos de la ciudad, que atesoran colecciones significativas de mobiliario. Es el caso del Museo de Arte Colonial, la Casa de la Obra Pía, el Museo de la Ciudad, el Museo Municipal de Guanabacoa y el Museo Napoleónico.

En general, el análisis individualizado de los exponentes se hace necesario en estas instituciones, pues la mayoría de las colecciones atesoradas se conformaron empíricamente en décadas pasadas, con escasa información sobre las piezas y sin el rigor metodológico de la museología actual. De modo que se procura aportar a los inventarios de estos centros y a la documentación sobre el mueble en el territorio, mediante el análisis de un grupo de piezas, atendiendo fundamentalmente a las variables de estilo, materiales y técnicas. Estos elementos, así como la información de archivo que puntualmente aparece o se ha rescatado para los inventarios de estas instituciones respecto a la historia de algunos bienes, constituyen datos que permiten aventurarse a proponer procedencia geográfica para determinados muebles, o dilucidar rasgos asociativos con la impronta cultural de algún país en términos de moblaje.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

PREGúNTANOS!

Si desea obtener más información sobre el III Congreso Iberoamericano de Historia del Mueble 2020-2021, no dude a ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.